Menu

Monthly Archives: September 2015

Sep 07

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y GÉNERO 2

By dramblys blog | reflexiones

Al hilo del post anterior, seguimos con el análisis desde el punto de vista comunicativo. Es el turno ahora para la publicidad, la cual es capaz de conformar modelos colectivos de valores y comportamientos y ofrece al público patrones de actitud, estilos de vida [1]… En la publicidad se ve claramente cómo funciona el mecanismo de separación entre géneros. A las mujeres nos deben dar igual las especificaciones o características técnicas de un producto, pero debemos maravillarnos por la variedad cromática, de formas, interesarnos por lo estético… Y si nos fijamos bien, vemos cómo todo esto, las dicotomías entre sexos, se transfieren al consumo mediático. Por ejemplo, las mujeres somos el público objetivo de telenovelas, programas de cocina o películas románticas; mientras que los hombres lo son de cine bélico o tertulias. No es casual que los anuncios donde nosotras ocupamos roles más tradicionales se proyecten en horario matutino, a diferencia de lo que se publicita en prime-time, donde se supone que la audiencia es más heterogénea y podemos asumir otros papeles.

1. Banco Santander

En la línea de lo que establece Rosa Berganza, en el proceso comunicativo en que se integra el anuncio publicitario, los mensajes son susceptibles de transmitir estereotipos de género y contribuir a su mantenimiento. Con frecuencia, la innovación, la inversión de papeles o el carácter trasgresor aparentemente propuesto en el anuncio, se desmorona ante una mirada más detenida y crítica, pues la trasgresión o visión innovadora no supera el proceso de comunicación interno del spot y choca estrepitosamente con la fortaleza del estereotipo que guía el proceso de comunicación y, en definitiva, real, dentro del cual la propuesta innovadora no es sino una estrategia más, para obtener los mismos y tópicos valores [2]. Es cierto que los mensajes publicitarios han cambiado el modo de representar a la mujer, pero es igualmente cierto que lo único que se ha hecho ha sido modular ésos mensajes a fin de pasar un filtro que ya no admite un discurso tan descarado.

3. Axe-2 2. Durex

Tal y como afirmara John Berger en su libro Modos de ver, el hombre, a través de la representación, se construye siempre como el deseante; mientras que la mujer es sólo objeto de deseo. Es la relación que existe en nuestra cultura entre la mirada y el poder. “Los hombres actúan, las mujeres aparecen”. Lo vemos reflejado a menudo en anuncios publicitarios, donde mujeres y hombres desempeñan un rol tradicional en más de un 60 por ciento de los casos [3].

4. Lynx Dry

Por otro lado y en consonancia con lo establecido por Asunción Bernárdez, en la construcción social del mito, las representaciones pasan a formar parte de un sistema ideológico donde aparecen valores de tipo simbólico y cultural [4]. Se pueden cambiar determinadas leyes, pero para lograr una mínima igualdad entre mujeres y hombres, no se puede seguir insistiendo en la construcción de espacios donde lo masculino se identifique con la fuerza, la lógica, la competitividad… y lo femenino se reconozca en la fragilidad, lo pasional, lo sensible…

En lo que se refiere a la publicidad, el cuerpo femenino sigue utilizándose como reclamo para determinados productos y aquí se crea un contexto ideológico donde ciertos principios se ven como naturales [5]. Tampoco existen verdaderos mecanismos de control sobre los contenidos. Si un anuncio se retira, no es, precisamente, porque las leyes funcionen a la perfección, sino porque ha habido denuncias al respecto.

6. Media Markt-2 5. Natan

¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué la violencia contra las mujeres resiste a las medidas legislativas? El sentido común puede responder a esta cuestión: aunque las leyes en materia de igualdad, contra la violencia de género, -ya sean leyes propias donde se aborde íntegramente este problema o articulados de otras disposiciones donde se contemple esta dimensión-, fuesen el paradigma -que no lo son-, en lo que a los valores de la gestión pública se refiere (eficiencia, calidad, eficacia…), habría un obstáculo de base que frenaría, indudablemente, ése avance: la perpetuidad de los intereses patriarcales, que acaba conformando, además, la violencia más compleja e invisible: la simbólica.

Las mujeres construyen su identidad y su subjetividad por medio de la interiorización de una mirada masculina construida externamente. Es a través de la violencia simbólica mediante la que se proyectan las diversas formas de dominación. La normalización de la subordinación-dominación está presente en muchos de lo formatos comunicativos. Basta con echar un vistazo al modo en el que se construyen las relaciones emocionales en series, a la patente desigualdad que sigue existiendo en los dibujos animados o a la manera de articular mensajes publicitarios. Como afirmara Bourdieu en La Dominación Masculina, el orden social funciona como una máquina simbólica que tiende a ratificar la dominación masculina, y afirma a su vez, que ésta convierte a las mujeres en objetos simbólicos y, por tanto, en seres percibidos, seres construidos por otros [6]. Esto imbrica con la argumentación magistral que hiciera Simone de Beauvoir, cuando manifestó que no se nace mujer, sino que se llega a serlo. El concepto de mujer es una categoría construída socialmente y no biológicamente. Ellos, -los hombres-, se autodefinen como lo Uno, los dueños de la existencia; mientras que ellas, -las mujeres-, serían lo Otro, lo inesencial, lo intrascendental.

A este respecto, los medios de comunicación se tornan más que indispensables. La violencia simbólica está presente en todas las parcelas de la vida cotidiana (música, cine, lenguaje, juegos, libros…). Si bien es tarea de las instituciones y la familia combatirla en primera instancia, el papel de los medios, como verdaderos agentes de socialización que son, es trabajar hasta la extenuación en ello. Como garantes democráticos que debieran ser y en aras de servir a la sociedad del mejor modo posible, retomando su fin primigenio, no pueden continuar apoyándose en estereotipos, que no hacen sino perpetuar la discriminación femenina, a la vez que anulan la capacidad de discernimiento.

Dice Nuñez Ladeveze que hacer comprender los acontecimientos de la actualidad significa superar su evanescencia para poder insertarlos en su permanencia, en su significado frente al destino colectivo [7]. Si en los medios no existe un verdadero análisis, si las fuentes a las que se recurre no van más allá del vecino/a de al lado y, en definitiva, si no hay un verdadero interés y se pasa de puntillas por el problema, sin más, la erradicación de éste se encuentra aún más lejana.

Igualmente reseñable es el uso sexista del lenguaje, un hecho constante en los medios de comunicación; un lenguaje que ha contribuido a la segregación, que ofrece a la sociedad conceptos de “mujer” y “hombre” construídos por medio de estereotipos y roles y que se va transmitien7. inginierodo de generación en generación creando una idea de supremacía del sexo masculino con respecto al femenino. Es necesario que el lenguaje periodístico utilice recursos encaminados a evitar la
discriminación por razón de sexo para favorecer, así, la toma de conciencia. Para evitar, por ejemplo, el abuso constante del masculino genérico, hay otras fórmulas alternativas como el uso de metonimias; abstractos, colectivos, epicenos, nombres comunes; perífrasis… Se debe evitar, igualmente, presentar a la mujer como dependiente del hombre. Definitivamente, hay que tener presente que la economía no está reñida con la utilización de un lenguaje igualitario y, sobre todo, que la claridad informativa prevalece sobre el principio de economía [8], porque en un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder, el silencio es opresión y violencia [9].

Ahora queda pendiente de regulación otro frente en el que todo parece tener cabida y donde las vejaciones y el trato degradante hacia las mujeres alcanza niveles más que preocupantes. Es el caso de Internet.

En definitiva, la ideología patriarcal hegemónica sigue operando y calando en la mente de hombres y mujeres de un modo espeluznante, ya sea de manera inconsciente o consciente. Es más que necesario actuar de forma contundente. Hay, obviamente, que desterrar la visión androcéntrica en la que los medios están inmersos y proporcionar un discurso que no transmita la mirada patriarcal y opresora de manera naturalizada. En conclusión, hay que entender el género como categoría de análisis transversal en todo el proceso comunicativo [10].

Escrito por: Mary Cruz Soro Navarro.

[1] RÍOS, María José de los y MARTÍNEZ, Joaquina, (1997), “La mujer en los medios de comunicación”, Comunicar, vol.5, nº 9, 2º semestre, pág. 98. Disponible en: http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=9&articulo=09-1997-14 Fecha de acceso: 08/07/2015.

[2] BERGANZA CONDE, María Rosa y HOYO HURTADO, Mercedes del, (2006), “La mujer y el hombre en la publicidad televisiva: imágenes y estereotipos”, Zer-Revista de Estudios de Comunicación, vol. 11, nº 21, p. 173. Disponible en http://www.ehu.es/ojs/index.php/Zer/article/view/3730/3360. Fecha de acceso: 07/07/2015.

[3] Ibídem.

[4] BERNÁRDEZ, Asunción, 2005. “La publicidad como contrato comunicativo”. En López-Doriga, B. (coord.), La publicidad y la salud de las mujeres, Madrid: Instituto de la Mujer. Pág. 23. Disponible en http://eprints.ucm.es/10465/1/PUBLICIDAD_CONTRATO_COMUN.pdf. Fecha de acceso: 07/07/2015.

[5] Ibíd., pág. 28.

[6] BOURDIEU, Pierre, 2000. La dominación masculina. Barcelona: Anagrama. Pág. 86.

[7] PÉREZ SALICIO, E. (2001). “La violencia contra la mujer en la prensa”, Revista Latina de Comunicación Social, año 4º, Julio. Disponible en http://www.ull.es/publicaciones/latina/2001/latina44septiembre/4408perezsalicio.htm Fecha de acceso: 07/07/2015.

[8] GUERRERO, Susana, (2007), “El lenguaje sexista en los medios de comunicación”. Disponible en: http://www.nodo50.org/mujeresred/IMG/pdf/susana_salazar.pdf. Fecha de acceso: 08/07/2015.

[9] RICH, Adrienne, 1983. Sobre menitras, secretos y silencios. Barcelona: Icaria. Págs. 241-242. Disponible en http://sidoc.puntos.org.ni/isis_sidoc/documentos/00217/00217_00.pdf. Fecha de acceso: 07/07/2015.

[10] Recogido en ROSALES, M. B. y DÍAZ LEDESMA, L. (2012, mayo). La perspectiva de género en la formación de comunicadores/as. Ponencia presentada en el I Congreso de Periodismo y Medios de Comunicación, La Plata, Argentina. Disponible en: http://perio.unlp.edu.ar/sites/default/files/procesos_de_comunicacion_educacion_y_genero…_-_rosales_y_diaz_ledesma.pdf. Fecha de acceso: 08/07/2015.

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA:

-BERGER, John, 2002. Modos de ver. Barcelona: Gustavo Gili. Pág. 27.

-BOURDIEU, Pierre, 2000. La dominación masculina. Barcelona: Anagrama. Pp. 49-59, 83-89.

RECURSOS ELECTRÓNICOS:

-BERGANZA CONDE, María Rosa y HOYO HURTADO, Mercedes del, (2006), “La mujer y el hombre en la publicidad televisiva: imágenes y estereotipos”, Zer-Revista de Estudios de Comunicación, vol. 11, nº 21, p. 173. Disponible en http://www.ehu.es/ojs/index.php/Zer/article/view/3730/3360. Fecha de acceso: 07/07/2015.

-BERNÁRDEZ, Asunción, 2005. “La publicidad como contrato comunicativo”. En López-Doriga, B. (coord.), La publicidad y la salud de las mujeres, Madrid: Instituto de la Mujer. Pp. 15-37. Disponible en http://eprints.ucm.es/10465/1/PUBLICIDAD_CONTRATO_COMUN.pdf. Fecha de acceso: 07/07/2015.

-GUERRERO, Susana, (2007), “El lenguaje sexista en los medios de comunicación”. Disponible en: http://www.nodo50.org/mujeresred/IMG/pdf/susana_salazar.pdf. Fecha de acceso: 08/07/2015.

-PÉREZ SALICIO, E. (2001). “La violencia contra la mujer en la prensa”, Revista Latina de Comunicación Social, año 4º, Julio. Disponible en http://www.ull.es/publicaciones/latina/2001/latina44septiembre/4408perezsalicio.htm Fecha de acceso: 07/07/2015.

-RICH, Adrienne, 1983. Sobre mentiras, secretos y silencios. Barcelona: Icaria. Págs. 241-242. Disponible en http://sidoc.puntos.org.ni/isis_sidoc/documentos/00217/00217_00.pdf. Fecha de acceso: 07/07/2015.

-RÍOS, María José de los y MARTÍNEZ, Joaquina, (1997), “La mujer en los medios de comunicación”, Comunicar, vol.5, nº 9, 2º semestre, pág. 98. Disponible en: http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=9&articulo=09-1997-14 Fecha de acceso: 08/07/2015.

Sep 04

Train The Gap

By dramblys blog | projects

GENDER GAP can be defined “as the differences between women and men, especially as reflected in social, political, intellectual, cultural, or economic attainments or attitudes” (dictionary.com) or as “the discrepancy in opportunities, status, attitudes, etc., between men and women” (Oxford dictionary). Despite a general trend towards more equality in society and the labour market, progress remains slow and significant gender gaps persist. Economic independence is a prerequisite for enabling both women and men to exercise control over their lives. Gender mainstreaming can make make a real difference in closing gender gaps by integrating the gender perspective into all policy areas and identifying, addressing and monitoring impacts on inequalities. However, and after several strategic attempts to overcome the gender gap, the different between men and women persist. Global Gender Gap Report (WEF, 2014) analyzed gender gap in 142 countries, through the assessment of 4 variable related to the women participation and visibility in the society. Economic participation and opportunity; Educational Attainment; Health and Survival; and political empowerment. According to the results, disparity between European countries is too great. Five European countries (Iceland, Norway, Finland, Sweden and Denmark) lead the ranking. On the contrary,other five European countries are in bottom of the ranking (Slovakia, Greece, Hungary, Cyprus and Czech Republic). But, if we analyze more in detail each variable,gender gap in Economic participation and opportunity in some European countries is higher than in others, meaning that those countries theoretically don’t spend too many resources to promote the gender equality.

Having said that, European countries countries have achieved gender parity in education attainment, but women remain severely under-represented in key, growth-enhancing fields of education such as science, technology, engineering and mathematics. Labour markets also exhibit many “gender gaps”. Women are less likely to work for pay, and are more likely to have lower hourly earnings, do more unpaid housework than men. The proportion of female entrepreneurs, at 33% (Labour Survey 2013) (30% in start-ups), is some way short of optimum and most women still do not consider entrepreneurship as a relevant career option. The implementation of European directive on self-employed women should remove a major barrier to female entrepreneurship. But the difference still. In this sense, Strategy for equality between women and men 2010-2015 proposed:

Support the promotion of gender equality in the implementation of all aspects and flagship initiatives of the Europe 2020 strategy; and promote female entrepreneurship and self-employment.
Fostering entrepreneurship is a key policy goal for governments of all countries which share the expectation that high rates of entrepreneurial activity will bring sustained job creation and boost the development of new products, processes, and organisational innovation. The report “ENHANCING WOMEN’S ECONOMIC EMPOWERMENT THROUGH ENTREPRENEURSHIP AND ENTREPRENEURSHIP” (OECD 2014) highlighted the importance to train women on entrepreneurship to empower collective and help overcome unbalance of gender gap in Europe.

Thus, TRAIN THE GAP is aimed TO DEFINE AN EUROPEAN LEARNING PATHWAY ON RURAL WOMEN ENTREPRENEURS THAT IMPROVES ENTREPRENEURIAL COMPETENCES AND SKILLS EMPOWERING WOMEN OF RURAL AREAS. In order to obtain this main objective, project sets the following operational objectives:

To define a European learning pathway on rural women entrepreneurship according to EFQ;
To develop a course for women to promote basic and transversal skills to be entrepreneur;
To define a training methodology that improve the learning process;
To develop facilitators teaching skills to motivate women’s participation;
To involve trainees and trainers in learning process;
To provide an environment that promotes the knowledge management, exchange and creation on social entrepreneurship.
TRAIN THE GAP partnership is formed by five different institutions coming from four European countries (Spain, Ireland, Lithuania and Sweden) and each of them representing different actors in the project: women association, training providers, university and innovative social research.
Train the Gap project duration will be of 24 months, starting in October 2015 and ending in September 2017.

Sep 04

CRUCIAL Crowdfunding

By dramblys blog | projects

CRUCIAL CrowdFunding is an ERASMUS+ supported project, designed to better inform all the different stakeholders who can potentially benefit from this innovative means of funding business ventures. The project will gather information on the current market conditions regarding the almost exponential growth of CrowdFunding in certain countries and amalgamate this into a pan-European vision of CrowdFunding. This will include all the key areas on both the demand and supply side of this funding mechanism.

The key groups are those seeking financial support, primarily SME’s, but including start-ups and social enterprises and on the supply side entrepreneurs looking to support business investment. In addition those support agencies such as Innovation Centres, Cluster managers, and organizations, both public and private that look to support business and economic development, locally, Regionally and Nationally will be able learn more about how to use and promote CrowdFunding.

The main output will be a totally free access learning platform, with on-line knowledge awareness and learning materials, supported locally by direct partner intervention activities to better inform those considering how to benefit from this funding mechanism.

Over 4,000 beneficiaries of all types are expected to visit and gain knowledge using the materials developed, and during the lifetime of the project the partners will track usage to monitor the impact that is being achieved, from a basic improvement in knowledge awareness up to the successful gain or release of funding to a business or construction of a support programme promoting CrowdFunding.

Project Partners:

The project brings together a group of countries both at the forefront of CrowdFunding, (UK & Estonia) and those lagging behind, (Spain, Ireland & Greece) and suffering acutely from the withdrawal/failure within their own countries’ supply of conventional business financial support. In addition CRUCIAL includes partners from the Czech Republic and Malta who bring specific expertise to assist the development of the materials and their successful dissemination into the marketplace.

YOUTH IN SCIENCE AND BUSINESS FOUNDATION (YSBF) – TALLINN, ESTONIA – a non-profit organization aimed at supporting innovative ideas and creativity, disseminating information on advancements of science and technology and conducting research activities related to IT and innovation.

INSTITUTE OF ENTREPRENEURSHIP DEVELOPMENT (IED) – LARISSA, GREECE – founded in 2005 in Larissa, Greece with a vision to create an environment that promotes entrepreneurship, research and the entrepreneurial spirit and mindset of businesses, creating long-lasting relationships with society and the academic community.

RLN (UK) Ltd., UNITED KINGDOM – has a long history of working with and for the business community, supporting the development of new business opportunities, including recently language and culture activities both in the UK and with EU partners. RLN (UK) Ltd’s core remit is to develop and implement language, cultural and business support activities.

MALTA COMMUNICATIONS AUTHORITY (MCA) – VALETTA, MALTA – established in 2001 with the role to regulate the electronic communications, e-Commerce and postal sectors so as to ensure efficient and fair competition, customer choice and value for money.

GLAFKA s.r.o. – PRAGUE, CZECH REPUBLIC – an educational institution focus on knowledge and innovation transfer in a field of a) lifelong learning and further education; b) labor market and entrepreneurship; c) teaching and training methods and technologies

DRAMBLYS (Social Creativity Lab) – ALBACETE, SPAIN – an international non-profit socio-cultural organization which aspires to serve as an interactive platform and meeting point to exchange, design, inspire and promote social innovation projects and creative alternatives.

Sep 04

ENTREPRENEURSHIP SCHOOL – MADRID

By dramblys blog | talleres

¡Think Young busca jóvenes emprendedores – como tú! No te pierdas la primera edición de Entrepreneurship School que se celebrará durante los días 14-18 de Septiembre en Madrid.
¡Sin profesores ni clases! Durante una semana, los jóvenes participantes tendrán la oportunidad de interactuar directamente con emprendedores, visitar centros de innovación de grandes compañías y participar en debates sobre emprendimiento con expertos, empresarios y políticos.

El curso ofrece una oportunidad única de desarrollar las competencias para emprender, ampliar la red de contactos, reforzar la creatividad y madurar nuevos proyectos emprendedores. La tasa de participación es de 100 EUR, que será reembolsada después de completar la escuela. Inscripción: http://www.entrepreneurshipschool.com/#!spain-2015/c1elh

entrepreneurship school

Sep 04

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y GÉNERO 1

By dramblys blog | reflexiones

Los medios de comunicación han ido adquiriendo, con el paso del tiempo, un papel decisivo como agentes de socialización de lxs individuxs, determinando, en gran medida, los sistemas simbólicos de representación y la cultura de los colectivos sociales. No en vano, los mass media se constituyen como el “cuarto poder”[1], para algunxs, incluso el segundo.

A la par que la familia, las instituciones educativas o los grupos de pares, éstos se perfilan como elementos con una enorme capacidad de influencia, que pueden conformar tanto la agenda pública, como la política, amén de tener la suya propia. Son vehículos de opinión, de transmisión del pensamiento y tienen la facultad de producir cambios. En este sentido, éstos desempeñan un papel crucial en la transmisión de estereotipos y en la reproducción de ideologías dominantes. Los relatos mediáticos acaban determinando, en gran medida, el panorama discursivo que opera en la sociedad. Podríamos incluso afirmar, que los medios se convierten en instituciones cuyos mensajes producen, automáticamente, un efecto sobre la audiencia. Ya lo decía Harold Lasswell cuando introdujo la teoría de la aguja hipodérmica o de la bala mágica[2].

Si nos ceñimos al tema que nos ocupa, es necesario contar con ellos para articular un modelo social nuevo, donde la equidad no sea una quimera y la violencia de género no se normalice. Los media tienen un notabilísimo papel que desempeñar en lo que a la consecución de una igualdad entre mujeres y hombres se refiere, especialmente la televisión, por ser el producto comunicativo más consumido.

Mito de la Caverna. Caja tonta.

Nos encontramos en la era de la seducción, donde la “caja tonta” es el medio enajenante por excelencia. Lo que en ella se ofrece responde a una parcialización tremenda de la realidad. Poco o nada queda de las que fueron sus funciones primigenias: formar, informar y entretener. De acuerdo con Giovanni Sartori, al aumento de consumo de televisión habría que atribuir un empobrecimiento de la capacidad de entender, dado que, a diferencia de la palabra escrita, la televisión produce imágenes y anula los conceptos y, de este modo, atrofia nuestra capacidad de abstracción y con ella toda -o casi toda- nuestra capacidad de entender [3].

Por imperativos del mercado, los medios de comunicación y, de manera más notable, la televisión, más que construir modelos que ayuden a eliminar las trabas y la discriminación que sufren las mujeres frente a los hombres, nos introducen en un camino hacia el despropósito, -un hecho que no es ajeno al sistema patriarcal en el que nos desenvolvemos-. Basta con echar un vistazo a la parrilla televisiva: Mujeres y Hombres y Viceversa, ¿Quién Quiere Casarse con Mi Hijo?, Granjero Busca Esposa -cuando lo emitían-, I Love Escassi -tampoco en antena- y otros muchos ejemplos que insultan al intelecto, además de contribuir al mantenimiento de la marginación femenina.

Mujeres y Hombres y Viceversa.

Si bien es cierto que sin la visibilización por parte de los medios de comunicación, el rechazo y la sensibilización de la ciudadanía para con la violencia de género sería notablemente menor, también lo es que éstos distribuyen, de igual modo, mensajes donde el problema se banaliza, donde no hay un verdadero análisis, tan necesario para comprender la cruda y triste realidad que nos envuelve. Se encuentran desvinculados de las políticas de igualdad hasta tal punto, que incluso estarían ralentizando un cierto avance.

En los últimos años se han desarrollado varias herramientas para crear conciencia y demostrar el papel que los mass media juegan en la construcción de las representaciones de género en la sociedad. En la IV Conferencia Mundial de la Mujer en Beijing (1995) se consideró a los medios de comunicación como una de las 12 áreas de especial interés para conseguir el objetivo de lograr la igualdad real de oportunidades para mujeres y hombres. A partir de ese momento, el ámbito de la comunicación adquirió estratégicamente el mismo nivel de importancia otorgado a la economía, la participación política, la violencia o la salud [4].

Los medios de comunicación no sólo reproducen la realidad, sino que la construyen, ofreciendo herramientas tales como códigos, categorías de pensamiento… Siendo así, su compromiso para la consecución de una igualdad efectiva entre mujeres y hombres debiera ser pleno. Y digo debiera, porque, paradójicamente, éstos no hacen sino trasladar a la ciudadanía mensajes donde las mujeres siguen desempeñando el mismo rol y donde ni siquiera se las nombra. Los media tienen la capacidad de producir cambios, pero no van en la dirección correcta. A menudo vemos como se habla de nuevos casos de “violencia doméstica”, en lugar de violencia de género o violencia machista; de que las mujeres “mueren”, en lugar de ser asesinadas y que, en la mayoría de las ocasiones, se identifica a la víctima y no al asesino. Algunos tampoco han rechazado expresiones como “crimen pasional”, “problema sentimental”, “asesinada por un ataque de celos”… A ellas, por otra parte, se les suele preguntar sobre su capacidad para compaginar vida profesional y familiar; interrogante que rarísima vez se le formula a un hombre. Es curioso, igualmente, ver cómo el estereotipo de mujer moderna se transfiere, casi siempre, separado de un contexto familiar, de un modelo de pareja igualitario y se circunscribe a la imagen de “superwoman”. El mensaje que se traslada a la ciudadanía no deja de ser inadecuado, a la vez que difuso, lo que lastra, profundamente, un verdadero avance.

La presencia de la mujer en los medios sigue siendo escasa en sus dos vertientes: como protagonista de la información y como profesional de la misma. La aparición de mujeres es menor que la de los hombres en todos los soportes mediáticos y, cuando éstas aparecen, muchas veces lo hacen de manera anónima, dependiente, como víctimas, asociadas a espacios infravalorados, como objetos sexuales al servicio de intereses comerciales…

Escrito por: Mary Cruz Soro Navarro.

[1] Este término fue acuñado por Thomas Macaulay y recogido por Edmund Burke.

[2] Lasswell fue pionero de la Ciencia Política y de las teorías de la Comunicación. La teoría de la aguja hipodérmica se desarrolló entre 1900 y 1940 y sostiene que los medios de comunicación inyectan información en la opinión pública; información que ésta última toma como verídica.

[3] SARTORI, Giovanni, 1998. Homo Videns: La sociedad teledirigida. Madrid: Taurus. Pág. 47.

[4] Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Manual de Género para Periodistas. Recomendaciones básicas para el ejercicio del periodismo con enfoque de género. En línea: http://www.americalatinagenera.org/es/documentos/Folleto_ManualdeGenero.pdf . Consultado el 07/07/2015. Pág. 13.

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA:

-SARTORI, Giovanni, 1998. Homo Videns: La sociedad teledirigida. Madrid: Taurus. Pág. 47.

RECURSOS ELECTRÓNICOS:

-BERNÁRDEZ, Asunción, 2005. “La publicidad como contrato comunicativo”. En López-Doriga, B. (coord.), La publicidad y la salud de las mujeres, Madrid: Instituto de la Mujer. Pp. 15-37. Disponible en http://eprints.ucm.es/10465/1/PUBLICIDAD_CONTRATO_COMUN.pdf. Fecha de acceso: 07/07/2015.

-Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Manual de Género para Periodistas. Recomendaciones básicas para el ejercicio del periodismo con enfoque de género. En línea: http://www.americalatinagenera.org/es/documentos/Folleto_ManualdeGenero.pdf . Consultado el 07/07/2015. Pág. 13.